viernes, 21 de abril de 2017

EDIFICANDO EL CUERPO DE YAHSHUA, TABERNÁCULO Y TEMPLO DE YAHWEH 04 - JORNADA 1: RAMESÉS



PARTE 4: JORNADA 1 - RAMESÉS



SERIE "EDIFICANDO EL CUERPO DE YAHSHUA, TABERNÁCULO Y TEMPLO DE YAHWEH":

PARTE 5: JORNADA 2 - SUCOT

PARTE 6: JORNADA 3 - ETAM
PARTE 7: JORNADA 4 - PI-HAHIROT
PARTE 8: JORNADA 5 - MARAH
PARTE 9: JORNADA 6 - ELIM
PARTE 10: JORNADA 7 - MAR ROJO
PARTE 11: JORNADA 8 - DESIERTO DE SIN
PARTE 12: JORNADA 9 - DOFCA
PARTE 13: JORNADA 10 - ALÚS
PARTE 14: JORNADA 11 - REFIDIM
PARTE 15: JORNADA 12 - DESIERTO DE SINAÍ

Salieron de Ramesés en el primer mes, el día quince del mes. Fue el día después de la ofrenda de Pésaj que los yisraelitas salieron desafiantemente, a plena vista de todos los mitsritas. Bamidbar/Números 33:3

lunes, 17 de abril de 2017

EDIFICANDO EL CUERPO DE YAHSHUA, TABERNÁCULO Y TEMPLO DE YAHWEH 03





PARTE 3: CONSTRUYENDO EL VERDADERO TABERNÁCULO



SERIE "EDIFICANDO EL CUERPO DE YAHSHUA, TABERNÁCULO Y TEMPLO DE YAHWEH":


PARTE 6: JORNADA 3 - ETAM
PARTE 7: JORNADA 4 - PI-HAHIROT
PARTE 8: JORNADA 5 - MARAH
PARTE 9: JORNADA 6 - ELIM
PARTE 10: JORNADA 7 - MAR DE JUNCOS
PARTE 11: JORNADA 8 - DESIERTO DE SIN
PARTE 12: JORNADA 9 - DOFCA
PARTE 13: JORNADA 10 - ALÚS
PARTE 14: JORNADA 11 - REFIDIM
PARTE 15: JORNADA 12 - DESIERTO DE SINAY



Para nuestra enseñanza



En Romanos 15 dice: "Porque las cosas que se escribieron antes (ahí está el libro de las jornadas, esa es una de las cosas que se escribieron antes) para nuestra enseñanza se escribieron (la de los kadoshim del B'rit Hadasha, los creyentes), no solamente para conocer la historia antigua. Elohim no está interesado en que seamos anticuarios de historia, no; Él quiere que de la historia saquemos entendimiento y comprensión acerca de los procesos de crecimiento para hoy, para ahora, tanto para nosotros como para los que caminan o peregrinan con nosotros, es decir, tanto individual como grupalmente, porque la aplicación final no es nuestro crecimiento personal ni el crecimiento de nuestra congregación local, SINO EL CRECIMIENTO DEL CUERPO A NIVEL CORPORATIVO, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza. Que el Elohim de la perseverancia y del consuelo les conceda tener entre ustedes la misma actitud mental que tuvo el Mashíaj Yahshúa,para que unánimes y a una sola voz glorifiquen a Elohim y Padre de nuestro Maestro Yahshúa el Mashíaj"


¿Para qué se escribió? Por mandato de Yahweh, Moshe escribió esas jornadas; por mandato de Yahweh; es decir, que Yahweh le mandó escribir esas cosas y aquí nos dice para qué; se escribieron para nuestra enseñanza; o sea, cada una de aquellas cosas; y allí vamos a encontrar unos nombres extraños, pero todos esos nombres tienen significado, y algo sucedió en cada una de esas estaciones, y hay una lección, o más de una, que aprender en cada estación; y estas lecciones fueron para ellos que estaban preparando el cuerpo del que nacería La Semilla, Yahshua, y lo son hoy para nosostros que estamos preparando el Cuerpo de la Novia, a la espera de nuestra unión con la Cabeza, nuestro Novio, en las Bodas del Cordero. 


Cuando Elohim estaba dirigiendo a Yisrael, no estaba pensando solamente en el Yisrael físico concreto de aquel momento; Elohim estaba escribiendo las Escrituras, preparándolas para cuatro cosas: enseñanza, paciencia, consolación y esperanza. Entonces la enseñanza nos guía a la paciencia y cuando tenemos paciencia, tenemos también consolación y tenemos también, por la paciencia y la consolación, la esperanza. Todas estas jornadas se escribieron para nosotros. Hay muchos pasajes en la Biblia donde estas jornadas son resumidas, y en esos resúmenes tenemos también lecciones que aprender; pero la intención ahora no es leer los resúmenes, es leer jornada tras jornada, estación tras estación, paso a paso porque este crecimiento debemos hoy aplicarlo al Cuerpo.


La idea es, si el Adón lo permite, que en cada post veamos una estación, y estudiemos también así (porque está en el medio) la construcción del tabernáculo, cómo eso no sólo describe a Yahshua (porque aquel primer tabernáculo estaba siendo levantado para crearlo a Él) sino al Cuerpo (porque en la etapa actual volvemos a recorrer las mismasz jornadas para el tabernáculo de Su Cuerpo, que es la congregación, Su Novia). Yahweh no cambia nunca en su forma de hacer las cosas, es siempre cíclico pero EN ESPIRAL ASCENDENTE, siempre una vuelta más pero subiendo, agrandándose, CRECIENDO. Primero una semillita, después una plantita, después la planta crece y entonces da fruto (Yahshua), y vemos cómo el ciclo recomienza: el fruto cae, la semilla vuelve a la tierra Y AHORA SE MULTIPLICA, y el proceso vuelve a comenzar pero ahora son muchos, no es uno solo, y con todos esos el Padre construye el Cuerpo de Su Hijo. El Hijo construye Casa para el Padre y el Padre construye Cuerpo para el Hijo, y ese Cuerpo somos nosotros, los creyentes en Yahshua y yahweh, HalelluYah!



No quedarnos en los rudimentos


Veremos cómo una cosa es llegar a una estación y otra cosa es salir de esa estación, y cada cosa es una experiencia. A veces estamos en una situación "X" y Elohim nos lleva a una situación "Y", pero no es lo mismo llegar a "Y" como en un avance y que llegue la hora de salir de "Y"; "Y", en sí mismo, no es bueno ni malo; es bueno cuando se llega, pero es malo quedarse cuando hay que salir. Para algunas personas que están llegando a "Y" está muy bien porque estaban en algo más atrás, y la Biblia dice: salieron de allí y llegaron allá; el hecho de salir es una cosa, llegar es otra; y salir de donde se había llegado es otra. Una estación puede ser buena cuando es un avance, pero puede ser mala cuando es una fijación. Cuando todavía no hemos experimentado algo, está bien llegar a eso y estar en esa etapa hasta que el Adón juzgue conveniente, pero habrá un momento en que el Adón, que es el "jardinero"; cuando ya sabe que los tiempos han llegado, nos mueve, nos poda, nos limpia de hojitas muertas...


El acampar en un lugar significa una cosa; acampar en esa estación es una cosa, y salir de ese lugar es otra cosa; así es que tenemos que ver cada lugar en dos sentidos; en el de la llegada, que es algo muy bueno porque Elohim nos condujo de algo más atrasado ahí y nos tiene durante un tiempo en Sucot, pero después llega un momento en que hay que salir de Sucot. Era bueno por un tiempo, pero después hay que salir; por eso es que dice en el B'rit Hadasha: 
Pues después de tanto tiempo deberían ser ya maestros, sin embargo necesitan que alguien les enseñe de nuevo los principios elementales de la palabra de Yahweh. Han vuelto a necesitar leche, en vez de alimento sólido. Ivrim/Hebreos 5:12
No, sigamos adelante a la perfección; todas estas jornadas son hacia la perfección. Está bien que haya un tiempo para rudimentos y vamos a ver varios de esos rudimentos en las primeras estaciones, pero llega un momento en que después de tanto tiempo hay que salir de esos rudimentos e ir hacia delante hacia la perfección; pero no se llega a la perfección de golpe, sino de gloria en gloria y de triunfo en triunfo y de prueba en prueba. Claro que la palabra triunfo es más bonita, pero las Escrituras dicen que para que fueran probados los llevó por el desierto y por todos esos lugares; para que fueran probados: 
Acuérdate del largo camino que Yahweh tu Elohim te hizo recorrer en el desierto los pasados cuarenta años, para probarte mediante penalidades para saber lo que había en tu corazón y si guardarías sus mandamientos o no. Devarim/Deuteronomio 8:2

Entonces, ya vemos lo que significan estas jornadas: son experiencias espirituales del pueblo de Elohim, y esas experiencias son progresivas y cada estación tiene una doble faz: Una etapa bienaventurada de llegada, donde llegamos a eso como a algo nuevo y precioso y acampamos allí. Gracias a Elohim por el tiempo que sea necesario tomar para estar allí acampando, pero de pronto el Adón sabe que es la hora de salir de lo que había sido bueno hasta aquí; había sido muy agradable llegar allí y había sido muy bueno, pero igual, hay que salir otra vez. De manera que cada estación tiene dos aspectos: el de llegada y el de salida.


Miremos otro pasaje, así como el de Romanos, en Qorintiyim Alef/1 Corintios, capítulo 10. En este capítulo podemos leer uno de esos resúmenes, en los primeros versos, inclusive hasta el 14 podemos leer. Dice: "No quiero que ignoren, hermanos, que todos nuestros padres estuvieron bajo la nube, y que todos atravesaron el mar". Y empieza Shaul a llamar la atención de la Congregación hacia las jornadas de los padres en el desierto, a las jornadas de Yisrael. "No quiero que ignoren", dice Shaul, Y ESTÁ HABLANDO CON LOS NUEVOS CREYENTES, CON LOS CREYENTES DE LA SEGUNDA ETAPA, DEL B'RIT HADASHA; es decir, que estas son cosas que la Congregación no debe ignorar, se escribieron para nuestra enseñanza porque ahora debemos juntarnos para edificar el Cuerpo, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras tengamos esperanza. Por eso Moshe fue mandado por Elohim; Elohim le mandó a Moshe: "Escribe estas jornadas en orden"; es decir, Elohim está interesado en que eso no se borre y no sólo se escribió para recuerdo histórico y arcaico, arqueológico, sino para nuestra enseñanza, como dice aquí. "No quiero, hermanos, que ignoren", y aquí hace el resumen: 
Todos en Mosheh se sumergieron en la nube y en el mar. Todos comieron la misma comida espiritual. Todos bebieron la misma bebida espiritual, porque bebían de la roca espiritual que los seguía; y la roca era el Mashíaj. Qorintiyim Alef/1 Corintios 10:2-4
Y miren cómo va Shaul trasladando aquellas experiencias de Yisrael por el desierto, a la Congregación, cuando les explica que aquella roca era Mashíaj.
Sin embargo, Elohim no se agradó de la mayoría de ellos; pues quedaron postrados en el desierto. Qorintiyim Alef/1 Corintios 10:5
Habían salido y se habían bautizado (en el mar) y habían estado bajo la nube (el Ruaj), pero se quedaron trabados en alguna estación; algo pasó en alguna estación que algunos no avanzaron de ahí, se quedaron en ese nivel; y ¿qué pasó? Dice acá: "Quedaron postrados en el desierto". Ahora mire el siguiente pasuk:
Estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos lo malo, como lo codiciaron ellos. Qorintiyim Alef/1 Corintios 10:6
¿Cuáles son todas estas cosas que menciona Shaul? Aquí está resumiendo en cuatro pasukim todas las jornadas del pueblo hebreo. Está llamando la atención sobre algunos "picos" sobresalientes de la cordillera para recordar toda la cordillera, y ahora dice: "estas cosas", o sea todos los acontecimientos y las lecciones en las distintas jornadas sucedieron como ejemplos para nosotros. ¿Por qué debemos estudiar este libro de las jornadas minuciosamente? Porque son ejemplos para nosotros. Eso es lo que quisiéramos hacer con la ayuda del Adón y de su Ruaj en la comunión, acercarnos a esos ejemplos. Note que se utiliza el plural; en otras partes utiliza el singular, pero aquí dice: "estas cosas", porque fueron muchas y diferentes y muy variadas, porque la experiencia creyente es muy variada; estamos en muchas situaciones.


Notemos que esa es una historia de Shemot/Éxodo. Ahora bien, Vayikra/Levítico, Bamidbar/Números y Devarim/Deuteronomio están incluidos aquí en estos pocos versos. Los versos 6 y 11 nos autorizan a leer para nosotros toda la Torah (Pentateuco); no fue escrita sólo para ellos, no; eso a ellos les aconteció, pero como ejemplo para nosotros. Dice: "y están escritas", porque Elohim había podido permitir que eso se olvidara, que no quedara registrado; cuántas cosas no sabemos. Pero dice: "Están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos"; es decir, que mientras más nos acercamos al fin, más para nosotros es la Torah. Muchos piensan "pero la Torah es para Moshe"; pero la Palabra dice "esto les aconteció como ejemplo para nosotros, los que hemos alcanzado los fines de los siglos". No podemos prescindir de la Torah.
Sabemos, sin embargo, que la Torah es buena, si uno la usa legítimamente. Timotio Alef/1 Timoteo 1:8

Notemos aquí lo que dice Shaúl a Timoteo, y Shaúl fue quien escribió Gálatas/GalutYah y Romaniyim, que escribió que no estaban bajo la ley, sino bajo la gracia, no bajo el régimen de la letra, sino bajo el régimen del Ruaj; sin embargo, desde el B'rit Hadashá Shaúl nos dice que existe un uso legítimo de la Torah. Shaúl dice que la ley es buena, si uno la usa legítimamente; es decir, que se puede usar la ley de una manera ilegítima, como para judaizar, como para someter a los hermanos al régimen de la letra; pero así como las epístolas a los Romanos, a los Gálatas y otros pasajes de Shaúl, explican claramente el cambio de régimen que hubo a partir de la cruz de Mashíaj y Su resurrección, de la letra al Ruaj, de las cosas viejas a las nuevas, del régimen de la ley al régimen de Mashíaj, sin embargo, aun en Mashíaj existe sí un uso legítimo de la ley. Ese uso legítimo lo encontramos en la segunda carta de Shaúl a Timoteo, en los versículos 15 a 17 del capítulo 3:
...y que desde tu niñez has conocido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por medio de la fe que es en el Mashíaj Yahoshúa. Toda la Escritura es inspirada divinamente y es útil para la enseñanza, para la reprensión, para la corrección, para la instrucción en justicia, a fin de que el hombre de Elohim sea maduro, enteramente capacitado para toda buena obra. Timotio Bet/2 Timoteo 3:15-17
Cuando Shaúl menciona aquí las "Sagradas Escrituras", se está refiriendo a la Torah. Le dice a Timoteo que le pueden hacer sabio, y no sólo sabio acerca de lo que pasó allá en la historia, sino también le van a dar instrucción acerca de LAS INTENCIONES DEL PLAN DE YAHWEH, para aplicación ahora en nuestros tiempos, en nuestra etapa. El B'rit Hadasha es la etapa en la que estamos nosotros, el Nuevo Pacto, QUE ES LA CONTINUACIÓN NATURAL DEL PRIMER PACTO REALIZADO CON AVRAHAM.




El proceso de crecimiento



Cuando usted va a ver como se está asando un pollo en un rostizador de esos que dan vueltas, a veces está arriba, a veces está abajo, a veces se cocina por la derecha, a veces se cocina por la izquierda, a veces está patas arriba, a veces patas abajo; bueno, a veces está cerca al fuego, a veces se está enfriando un poquito, a veces lo vuelven a calentar... así es la vida del creyente. Si llevan una vida muy tranquila y hace mucho tiempo que están en lo mismo, eso no es una buena señal, porque indica que de un lado está demasiado cocido pero del otro estará crudo. Hay que darle vuelta al pollo para que se cocine por todas partes. Como dijo el Adón, ¿recuerdan de aquella torta en el libro de Oseas? dice que la torta no se volteaba; entonces ¿qué pasa cuando no se voltea la torta? Se quema por un lado y por el otro queda cruda.




El tiempo es saber cuándo hay que sacarlo de ahí y cuando hay que ponerlo en otra situación para cocinar otra cosa que estaba cruda; eso es lo que hace Elohim con nosotros cuando nos traslada de una situación a otra, en "los tiempos y las fechas marcadas". A veces algo pasó en el trabajo, te cambiaron de trabajo, te quedaste sin trabajo, estás en un buen trabajo; a veces no es el trabajo, a veces son problemas de la salud, a veces de la Congregación, a veces del país; una multitud de situaciones tipificadas, y por eso dice claro en 1 Corintios: "Estas cosas sucedieron como ejemplos" (plural), muchos ejemplos, muchos. Una cosa está ejemplificada en esta estación bajo este nombre raro, otra cosa está tipificada en otra estación bajo otro nombre raro y bajo un mismo nombre hay llegada y hay salida, PERO TODAS ELLAS SON PARA QUE LAS APLIQUEMOS A NUESTRAS VIDAS.

Dicen las Escrituras que
Todo lo que se escribió en el pasado se escribió para nuestra enseñanza, para que por nuestra perseverancia y el consuelo de las Escrituras tengamos esperanza. Romaniyim 15:4
Estas cosas les sucedieron como escarmiento y se registraron como una advertencia para nosotros, que vivimos en el fin de los siglos. Qorintiyim Alef/1 Corintios 10:11
Estas cosas son sólo una representación de los bienes que vendrán, pero la realidad pertenece al Mashíaj. Qolasiyim/Colosenses 2:17

Porque, siendo que la Torah tiene sólo una sombra de los bienes venideros y no la imagen misma de estas realidades, nunca puede, por medio de los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente de año en año, perfeccionar a los que se acercan. Ivrim/Hebreos 10:1
Todos estos pasukim nos hablan claramente de la diferencia entre las "sombras" (una expresión fácil de comprender para cualquiera) y la realidad de la que se desprenden. Una sombra es producida por un objeto que se interpone frente a la luz. En nuestro mundo, lo que se interpuso delante de la fuente de luz fue el pecado, impidiendo que los hombres tuvieran acceso directo a la Luz. En el actual estado caído, ningún hombre puede ver a Yahweh porque sería destruido. Por lo tanto, era necesario reparar esa situación antes de que los hombres pudieran tener acceso nuevamente a Su Creador, y en el proceso para lograr esta solución, todo nos fue dado por medio de "sombras". 



La Torah entregada a Moshe SÓLO TIENE UNA SOMBRA de los bienes venideros, porque se trata de UNA PROMESA: la promesa de que el problema del pecado sería completamente resuelto y solucionado, y de que el hombre volvería a Su Creador. "Promesa" y "sombra" andan juntas de la mano, porque ambas representan bienes futuros, realidades aún no manifestadas en su plenitud, pero de las cuales tenemos un cierto conocimiento, suficiente para desearlas y escogerlas. 

También nos es dicho que todo lo sucedido a otros anteriormente fue para nuestra enseñanza, o sea, para que las generaciones futuras fueran aprendiendo de los errores y aciertos de los antepasados. Y siendo todas estas cosas sombras y enseñanzas, es hora de que las conozcamos, aprendamos y apliquemos a nuestras vidas, tanto de forma individual como grupal y sobre todo, corporativa, porque nuestra finalidad última no es personal sino corporativa: SOMOS LLAMADOS A SER CUERPO, LA NOVIA, no a ser individuos separados entre sí.

También, además, cualquiera que haya alguna vez leído la Biblia completa entenderá ahora que toda ella es una única narración, la historia no de un pueblo como de un conjunto de individuos o tribus sino la historia de cómo está siendo formado (aún estamos en formación, aunque mejor será que despierten porque la hora está casi llegada) el cuerpo del nuevo hombre a partir de la Semilla. Acerca de todo esto he hablado bastante en la Serie Genética Bíblica.

Y el momento actual de este Cuerpo es el del NACIMIENTO. Hasta ahora todas sus células han sido formadas, y sus órganos y funciones, de la misma manera en que un feto se desarrolla dentro del vientre de su madre hasta ser un ser humano listo para nacer. Pero aún la mayoría de estas células no tiene conciencia de su propia ubicación y función DENTRO DEL CUERPO. La verdad es que todos quisieran ser ojo, como decía Shaul, porque a muy pocos les interesa ser parte del intestino, si se les da a elegir. Sin embargo, y a pesar de que el ojo es de suma importancia porque, como uno de los 5 sentidos, es una de las herramientas necesarias para "traer dentro" del cuerpo la información acerca del mundo exterior, sin el intestino el cuerpo todo (y por lo tanto el ojo) moriría, ya que el intestino se ocupa de producir los nutrientes del cuerpo. Y el intestino poco podría hacer sin un estómago por el que hubieran pasado previamente los alimentos para ser procesados. Y de nada servirían los nutrientes si no fueran llevados a todas las células del cuerpo. Y tampoco viviríamos sin los pulmones y la oxigenación, y tampoco...

En fin, espero que se comprenda la analogía: NO HAY POSICIONES MÁS O MENOS IMPORTANTES, TODOS SON ESENCIALES E INTERRELACIONADOS, Y LA FALTA DE UNA ÚNICA CÉLULA TRASTORNA LA PERFECCIÓN DE LA CREACIÓN DEL CUERPO TOTAL, de manera que ya es hora de que comencemos a dejar de pensar en nosotros mismos y en nuestros pequeños y mezquinos deseos personales (nuestra alma y nuestra carne nos empujan a ellos pero debemos vencerlos, ver la Serie ¿CREYENTES ESPIRITUALES O CREYENTES CARNALES?), y nos preparemos para las Bodas a las que estamos invitados. 

Y acerca de esta preparación es que se tratará esta parte de la serie, en la que veremos cómo Yahweh preparó a los israelitas para entrar en la Tierra Prometida, a través de una serie de jornadas por el desierto, porque como ya hemos ido viendo, todas las cosas se repiten una y otra vez, pero cada vez en "niveles" más elevados: comenzando por un hombre, se consigue una familia, un clan, doce tribus, un pueblo, una nación, todos marcados por la misma señal de la misma promesa... de la que nacerá una Semilla, que dará origen a que el ciclo recomience pero ahora con la promesa insertada en su interior: el Ruaj habitando en cada uno, para construir ahora un Cuerpo que recibirá a Su Cabeza cuando regrese por segunda vez. Y luego aún este ciclo recomenzará pero en cuerpos renacidos, pero esa es otra historia y lo que nos ocupa ahora es un ciclo previo, para alcanzar la culminación con nuestras lámparas llenas, atentos y a Su espera.


LA PRIMER PARTE (ANTIGUO PACTO) FUE PARA CREAR EL CUERPO DEL HOMBRE DEL CUAL SALDRÍA EL CUERPO DE LA NOVIA A PARTIR DE LA SEGUNDA PARTE (NUEVO PACTO), Y FINALMENTE AMBOS SE UNIRÁN EN SU BODA Y SERÁN UNA SOLA CARNE PARA TODA LA ETERNIDAD.

La Novia (la Congregación) fue sacada del costado de Yahshua cuando él "durmió", y este nuevo cuerpo ha ido desarrollándose durante todos estos siglos, en preparación para su Boda con Yahshua.


De manera que veremos cómo todo aquel viaje espiritual de Yisrael tiene todo que ver con nosotros en la actualidad, porque estamos a las vísperas de entrar en la Tierra Prometida para recibir a nuestro Novio que regresa. Aquellas lecciones que fueron enseñadas a los israelitas son las mismas que son enseñadas al cuerpo, aunque ahora nosotros debemos, finalmente, quitarnos el velo y dejar de mirar las sombras, para ver la realidad que las provoca.

En la vida de la congregación como un Cuerpo, así como en la de todos y cada uno de sus miembros, existe un desarrollo, una progresión gradual, semejante a la progresión de la revelación de Elohim a través de la historia, y es necesario que esa progresión espiritual, colectiva y profética se vaya dando por etapas, jornadas, de acuerdo a la madurez de la Congregación, como le ocurrió al pueblo de Yisrael cuando peregrinaba por el desierto. Para Elohim todo tiene su tiempo. 
Estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos lo malo, como lo codiciaron ellos... Estas cosas les sucedieron como escarmiento y se registraron como una advertencia para nosotros, que vivimos en el fin de los siglos. Qorintiyim Alef/1 Corintios 10:6,11

Aquí el apóstol Shaul declara algo muy importante, refiriéndose a cuando el pueblo hebreo peregrinaba por el desierto; a su salida de Egipto cruzaron el mar Rojo y luego experimentaron una serie de pruebas. En el contexto inmediato de la lectura bíblica, aparece en los versículos 6 y 11 la siguiente expresión: "Mas estas cosas (esto se refiere a todo lo que pasó el pueblo de Yisrael en su peregrinación) sucedieron como ejemplo". No es solamente como historia que estamos leyendo, sino como ejemplo para nosotros, para que no codiciemos ni pequemos como ellos pecaron.

Lo que aconteció con Yisrael en sus jornadas en el desierto no era solamente para que lo conozcamos y digamos "bueno, ellos pasaron por el desierto, pero esto no tiene nada que ver conmigo". No, sino que providencialmente el Adón estaba diciendo que aquellas jornadas se producían como ejemplo para nosotros. Las jornadas en el desierto de Yisrael, salidos de Egipto, el cruce del mar Rojo, todas las jornadas, eran un ejemplo no para ellos sino para nosotros. Romanos 15:4 dice algo similar: "Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras tengamos esperanza".

Con este preámbulo ahora sí vamos a hacer una larga lectura que al principio sonará extraña, pero todos estos acontecimientos y nombres tienen significado. No vamos a entrar hoy en todos los significados; solamente vamos a entrar en los primarios, los básicos. Vamos a leer en el libro de Números 33:1-49.

A primera vista estos versículos parecen un poco raros; para algunas personas tal vez aburridos y sin mucha importancia. Pero tengamos en cuenta que fueron inspirados por el Ruaj ha Kodesh y que están escritos para amonestarnos a nosotros. Fueron escritos para que nos demos cuenta de que las cosas no son tan rápidas ni tan fáciles, sino que tienen su larga peregrinación.

"Estas son las jornadas"; Elohim hubiera podido decir "jornada", en singular; pero Elohim usa el plural porque de todas maneras al andar una jornada está usted en un proceso, y de pronto otra vez le toca caminar y caminar y llega a otro punto, a otra situación un poco más avanzada, pero todavía no es el final, habrá otra jornada.
Estas fueron las marchas de los yisraelitas que salieron de la tierra de Mitsráyim, tropa por tropa, a cargo de Mosheh y Aharón. Mosheh registró los puntos de partida de las diversas marchas según Yahweh dirigía. Sus marchas, por sus puntos de partida, fueron como sigue... Bamidbar/Números 33:1-2

Eso nos dice que cada jornada es una salida de algo y una entrada a una nueva etapa. Algo viejo se tiene que dejar y algo nuevo debe venir. Ramesés era una de las ciudades donde ellos estaban esclavizados haciendo y cargando ladrillos y estaban oprimidos por Faraón, y ahí comenzaron las jornadas, desde la esclavitud, por etapas hacia la plena bendición.
Salieron de Ramesés en el primer mes, el día quince del mes. Fue el día después de la ofrenda de Pésaj que los yisraelitas salieron desafiantemente, a plena vista de todos los mitsritas. Los mitsritas, entretanto, estaban sepultando a los que de entre ellos había derribado Yahweh, todo primogénito –cuando Yahweh ejecutó juicio sobre sus deidades. Los yisraelitas salieron de Ramesés y acamparon en Sukot. Salieron de Sukot y acamparon en Etam, que queda a la orilla del desierto. Salieron de Etam y se volvieron hacia Pihajirot, que queda frente a Báal Tsefón, y acamparon frente a Migdol. Salieron de Peney Hajirot y atravesaron el mar hasta el desierto, e hicieron un viaje de tres días por el desierto de Etam y acamparon en Marah. Bamidbar/Números 33:3-8

Marah quiere decir aguas amargas. Allí fueron y fallaron porque dudaron que Elohim estaba con ellos; porque se sentían solos y decían: "¿Pero, por qué, Moshe, nos sacaste de Egipto y nos trajiste a este desierto para morir de sed?".
Salieron de Marah y llegaron a Elim. Había en Elim doce manantiales y setenta palmeras, así que acamparon allí. Salieron de Elim y acamparon junto al Mar de los Juncos. Salieron del Mar de los Juncos y acamparon en el desierto de Sin. Salieron del desierto de Sin y acamparon en Dofqah. Salieron de Dofqah y acamparon en Alush. Salieron de Alush y acamparon en Refidim; allí fue donde el pueblo se vio sin agua para beber. Bamidbar/Números 33:9-14
Allí otra vez el pueblo miró con ojos carnales sin aprender a ver por fe al Invisible. ¿Qué estaba buscando Elohim? Enseñarles a confiar en Él, y a obedecer.
Salieron de Refidim y acamparon en el desierto del Sinay. Salieron del desierto del Sinay y acamparon en Qibrot Hatawah. Salieron de Qibrot Hatawah y acamparon en Jatserot. Salieron de Jatserot y acamparon en Ritmah. Salieron de Ritmah y acamparon en Rimón Perets. Salieron de Rimón Perets y acamparon en Libnah. Salieron de Libnah y acamparon en Risá. Salieron de Risá y acamparon en Qehelat. Salieron de Qehelat y acamparon en el Monte Shéfer. Salieron del Monte Shéfer y acamparon en Jaradah. Salieron de Jaradah y acamparon en Maqhelot. Salieron de Maqhelot y acamparon en Tájat. Salieron de Tájat y acamparon en Téraj. Salieron de Téraj y acamparon en Mitqah. Salieron de Mitqah y acamparon en Jashmonah. Salieron de Jashmonah y acamparon en Moserot. Salieron Moserot y acamparon en Bené Yaaqán. Salieron de Bené Yaaqán y acamparon en Jor Haguidgad. Salieron de Jor Haguidgad y acamparon en Yotbat. Salieron de Yotbat y acamparon en Abronah. Salieron de Abronah y acamparon en Etsyón Guéber. Salieron de Etsyón Guéber y acamparon en el desierto de Tsin, esto es Qadesh. Salieron de Qadesh y acamparon en el Monte Hor, en la frontera de la tierra de Edom. Bamidbar/Números 33:15-37

Todas estas jornadas significan diversas experiencias las cuales se indican por el nombre de los respectivos acontecimientos, y las estudiaremos más a fondo en los sucesivos posts.
Aharón el sacerdote subió al Monte Hor por mandato de Yahweh y murió allí, en el año cuarenta después de haber salido de la tierra de Mitsráyim, el primer día del quinto mes. Aharón tenía ciento veintitrés años cuando murió en el Monte Hor. Y el rey kenaanita de Arad, que habitaba en el Néguev, en la tierra de Kenaan, se enteró de la llegada de los yisraelitas. Salieron del Monte Hor y acamparon en Salmonah. Salieron de Salmonah y acamparon en Punón. Salieron de Punón y acamparon en Obot. Salieron de Obot y acamparon en Iyé Abarim. Salieron de Iyé Abarim y acamparon en Dibón Gad. Salieron de Dibón Gad y acamparon en Almón Diblatáyim. Salieron de Almón Diblatáyim y acamparon en las colinas de Abarim, frente a Nebo. Salieron de las colinas de Abarim y acamparon en las estepas de Moav, por el Yardén cerca de Yerikhó; acamparon junto al Yardén, desde Bet Yeshimot hasta Abel Shitim, en las estepas de Moav. Bamidbar/Números 33:38-49

En total 42 jornadas, salieron y acamparon, salieron y acamparon.



Construyendo el Verdadero Tabernáculo


Antes que me pregunten, quiero explicarles el orden de las cosas: sé que el Tabernáculo es ordenado en Éxodo 26 y se comienza a construir en Éxodo 35-36 (por eso se repiten las cosas dos veces, la primera son las órdenes de Yahweh y la segunda es cómo lo hicieron, y ambas concuerdan). Sin embargo, si miramos el mapa de las jornadas del pueblo por el desierto, veremos que eso no sucedió en seguida que salieron de Mitzrayim/Egipto, sino casi a la mitad del recorrido, cuando llegan a Sinaí (Éxodo 34, el Pacto Renovado). por eso veremos primero todas las jornadas hasta llegar a Sinaí, y entonces el Ruaj me dirá si debo desviarme al Tabernáculo para luego retomar las jornadas o al revés, terminar primero las jornadas y hablar del Tabernáculo al final. Como siempre digo lo que voy a hacer y después Él me cambia las cosas, mejor espero a ver qué decide jeje.





De forma desordenada, como recién salidos, como cuando a un perrito lo tienen amarrado mucho tiempo y de pronto le sueltan la correa, sale corriendo para todas partes por un rato hasta que después se va calmando, se va calmando y luego vuelve cerca de donde lo tenían amarrado, porque allí era donde acostumbraba comer, así también, cuando el pueblo del Adón recién salió libre, salió con mucha alegría, pero salió muy desordenado; cada uno hacía lo que bien le parecía; entonces el Adón tenía que empezar a poner orden, poco a poco, en medio de Su pueblo y para eso es que desciende la nube de la presencia de la gloria de Elohim, para poner orden en medio de Su pueblo.

Y eso hizo Elohim con Su pueblo en el libro de Shemot. Por eso por allá en Éxodo, Elohim le dice a Moshe: "Moshe, háblale al pueblo que hagan un santuario para mí, conforme al modelo que Yo te mostré en el monte". Cuando ellos estaban en Egipto, ellos tenían los modelos del mundo en su mente y aunque habían sido salvados y libertados, muchos de los parámetros, de los paradigmas de su entendimiento, eran conforme a Egipto; ellos habían salido de Egipto, pero todavía Egipto no había salido del todo de ellos. Elohim tenía que empezar a moverse, como se movía en medio del caos, sobre aquel tropel de su amado pueblo para empezar a poner orden. Y empezó a decirles que debían erigirle un santuario, un tabernáculo; y luego empieza el Adón a decir cómo había que servir coordinadamente alrededor de ese santuario único; porque dice: 
Ustedes no deben actuar de ningún modo como actuamos ahora aquí, cada cual como le parece, porque todavía no han llegado al refugio asignado que Yahweh su Elohim les está dando. Devarim/Deuteronomio 12:8-9

No, cuando entren en la tierra que Yahweh juró a vuestros padres, harán esto y harán aquello, derribarán esto, derribarán aquello, pero levantarán esto en nombre del Adón: Él establecerá un lugar, pondrá su nombre en ese lugar, allí acudirán, a ese nombre, ese lugar buscarán y allí ofrecerán los holocaustos, y cuidado con hacer como hacen los demás. 

Ellos en Egipto estaban acostumbrados a hacer las cosas a la manera de ellos, pero el Ruaj de Elohim que se movía también sobre Su pueblo, empezaba etapa tras etapa, jornada tras jornada, sazón tras sazón, pisada tras pisada, a enseñarle a Su pueblo como era que iban a tomar la tierra. Por eso es que después de Éxodo, no sigue Yahoshua; sigue Levítico, porque en Éxodo está la orden de levantarle un santuario y ejercer un sacerdocio. En el capítulo 25 y 26 de Éxodo, Elohim empieza a dar la orden de edificar un tabernáculo conforme al modelo que Él quiere. Ahora, claro que Moshe fue fiel en toda la casa de Elohim como siervo para testimonio, pero hoy nosotros somos la casa de Mashiaj, aquel tabernáculo era solamente figura del verdadero tabernáculo de Elohim con los hombres, que es el Cuerpo de Mashiaj; que es la casa de Elohim, que es la Congregación, sin nombre ni apellido, la Congregación del Adón Yahshua en esta tierra.

De la misma manera, nosotros hoy estamos nuevamente en Mitzrayim/Egipto, que es el mundo, el sistema satánico que nos ha esclavizado con sus mentiras: que la democracia, que el trabajo con salario, que las escuelas públicas, que esto y que aquello, todos "beneficios" que sólo benefician a ha satán porque nos apartan y nos distraen de lo único que realmente importa a los hijos de Yahweh: SERVIRLO.

Pero Él siempre cumple Sus promesas, y la hora ha llegado de reunir nuevamente a Su pueblo, porque lo que sembró se ha multiplicado aún a pesar de la guerra del enemigo. Los campos están blancos, la hora de la cosecha se aproxima y se comienza por prepararse para Su venida.


...ustedes mismos, como piedras vivas, están siendo edificados como casa en el ruaj, para ser kohanim apartados para YAHWEH, para ofrecer sacrificios del ruaj aceptables a El por medio de Yahshúa Ha Mashíaj... Kefa Alef/1 Pedro 2:5

Fíjense que Pedro tenía en su mente Éxodo. En los capítulos 25 y 26 aparece la edificación del tabernáculo y en los capítulos 27 y 28 aparece el sacerdocio. Y después en Éxodo, de contar lo de la casa y el sacerdocio, cuenta lo del sacrificio y ahí aparece Levítico, donde aparecen las distintas variedades de los sacrificios, el sacrificio por las transgresiones, el sacrificio por el pecado, el sacrificio de paz, la ofrenda mecida, el holocausto totalmente quemado, la ofrenda de harina mezclada con aceite, la ofrenda de grano y todas aquellas clases de ofrendas y sacrificios que representan los diferentes aspectos de la obra única del sacrificio único del Adón Yahshua hecho una vez para siempre. Pero es tan rico, es tan profundo el sacrificio del Adón, que Elohim el Padre tuvo que simbolizarlo a través de muchas clases de sacrificios en el Tanak, porque cumplió todos los requerimientos de muchas transgresiones, cumplió TODA justicia. 

De la misma manera, Elohim está reuniendo a Su pueblo alrededor de Mashiaj. Recién cuando llegamos a Bamidbar/Números, cuando ya Elohim ha hecho levantar un solo tabernáculo y un solo sacerdocio colectivo, el ministerio del Antiguo Pacto, donde todos los ministros trabajaban en coordinación para edificar una sola casa para Elohim, eso era la figura; entonces ahí sí comienza el Ruaj de Elohim a poner orden en las tribus y a formar el ejército de Yisrael alrededor de la casa única de Elohim. Y ahora sí estaban al norte: el campamento de fulano, de zutano y de mengano; al sur, el campamento de fulano, de mengano y de zutano; al oriente, el campamento de zutano, de fulano y de mengano; al occidente el campamento de fulano, de mengano y de zutano. Al norte, al sur, al este, al oeste, así como en la Nueva Yahrushalayim, hay tres puertas al norte, tres puertas al oriente, tres puertas al occidente, tres puertas al sur. Elohim empieza a poner orden en sus ejércitos para que pudieran después prepararse, alistarse, a través de Devarim/Deuteronomio, con todas las leyes para poder entrar a poseer la tierra, conforme al modelo de Elohim.

Entonces sí llega la hora de Yahoshua/Josué, cuando el pueblo del Adón empieza a tomarse ciudad tras ciudad; pero si ellos hubieran seguido como un tropel y no como la tropa que fue formada en Bamidbar/Números, no hubieran podido tomar la tierra. De hecho, cuando no seguían al pie de la letra las instrucciones de Elohim, eran derrotados; cuando dejaban algún anatema, algo que ellos dejaban que Elohim no quería, pero ellos se hacían los tontos, o alguno de ellos lo mantenía oculto; causaba perturbación y Elohim señalaba Su desaprobación manteniéndose al lado y dejando a Su pueblo que fuese derrotado.

Hermanos, como dicen las Escrituras, todas estas cosas les acontecieron como ejemplo y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes hemos alcanzado los fines de los siglos. Aquello era un testimonio de lo que se habría de decir en el Nuevo Pacto, en el B'rit Hadasha, un símbolo, una alegoría, una sombra, una figura, un tipo, tipología.

Hoy nosotros debemos comprender que Elohim a lo largo de la historia conduce a Su pueblo de triunfo en triunfo y de gloria en gloria. Primero hay que triunfar en algo para estar listos para triunfar en algo más allá, para estar a su vez listos para triunfar en algo mucho más allá. Su pueblo debe conocer primero esta gloria, para estar preparados para conocer una gloria aún mayor. Si somos fieles en lo poco, estaremos preparados para lo mucho, pero si no, estaremos dando vueltas y vueltas en el desierto y nos habrá dejado la nube de la presencia de Elohim.




Es normal que un niño de un año ensucie los pañales; se permite que lo haga hasta los dos años, pero a partir de los dos años el niño ya tiene que aprender a controlar los esfínteres y lo que se le podía permitir al niño cuando tenía un año, no se le permite al muchacho cuando tiene siete años, mucho menos cuando tiene quince o veintiuno. Y así después de que se aprenden las lecciones del primer grado, entonces viene el segundo; cuando se aprendió la del segundo, se pasa al tercero y así sucesivamente. Por eso dice la Palabra de Elohim en un pasuk que, creo que todos nosotros nos sabemos de memoria; es el que está allí en Proverbios 4:18: "Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto". La senda de los justos es el camino, y el camino es el Adón Yahshua que ha sido conocido y comprendido por su Congregación a medida que Él se va formando en Su pueblo y conduciendo a Su pueblo de triunfo en triunfo y de gloria en gloria.


Jornadas y Tiempos


En Hechos de los Apóstoles vemos una expresión del Adón Yahshua, cuando los apóstoles le preguntaron si había de restaurar el reino de Yisrael en ese tiempo: 
Él les respondió: “A ustedes no les toca saber ni los tiempos ni las fechas que el Padre dispuso por su propia autoridad. MaAseh Shlichim/Hechos  1:7
La palabra aquí traducida como "fechas" (que en otras traducciones aparece como "sazones") es KAIRÓS, la cual la Septuaginta traduce en el hebreo como MOEDIM, que son las fechas que marcan acontecimientos en el calendario hebreo, popularmente llamadas "fiestas" aunque no todas ellas lo son, en el estricto sentido de la palabra (no todas son festivas). Kairós significa "tiempo estipulado, fijado, establecido, apropiado". En realidad, a pesar de que ciertamente se trata de días de fiesta, deben ser reconocidas como "marcas en el tiempo", días marcados que nos recuerdan aspectos diferentes de la obra de nuestro Adón Yahshua ha Mashíaj.


En la vida espiritual se tiene una sucesión de experiencias, un cambio de circunstancias de tanto en tanto, lo cual se significa con las jornadas; y éstas se suceden según las fechas establecidas. Cuando ya se aprendió algo, entonces es necesario avanzar. Por eso se habla en la Torah de "mudar el campamento" de tanto en tanto. Cuando Elohim juzga que ya se aprendió una lección, ve que es la fecha para comenzar a aprender otra. Entonces se muda el campamento y comienza otra jornada. 

Proverbios dice que "La senda de los justos es como la luz de la aurora que va en aumento hasta que el día es perfecto" (Mishlei/Proverbios 4:18). Se avanza poco a poco. No podemos estar siempre en lo mismo. En Hoshea se nos dice que Efrayim era como una torta no volteada. Es decir, muy cocinada por un lado, pero cruda en el otro lado. A veces pasamos años en lo mismo. Esa cara de la torta ya esta requemada, y sin embargo hay otras cosas de Elohim, de Su Palabra, de la vida espiritual, en las cuales estamos todavía crudos a pesar de los años. Es por eso que llega el punto en que Elohim decide voltear la torta, cambiar a nuevas circunstancias y enseñarnos nuevas lecciones. 

YirmeYah/Jeremías 48 nos dice que puesto que Moab estuvo siempre reposado y no fue trasvasado de vaso en vaso, por eso quedó su olor en él y su sabor no cambió. Hay personas de mucho tiempo en las congregaciones que siguen siendo niños en Mashiaj y no han madurado. Por eso Elohim dice a Moab que le enviará trasvasadores que romperán sus odres y lo vaciarán. Solamente así podrá madurar. Los odres viejos no sirven para el vino nuevo. Las viejas estructuras eclesiásticas amordazan al Ruaj. Por eso el Adón, para poder dar vino nuevo a su pueblo, se ve precisado a romper los odres viejos, y a trasvasar a Su pueblo hacia nuevas experiencias más profundas. 

Y esta es ya la hora para muchos creyentes en que sus odres se romperán, su campamento mudará, saldrán de estaciones viejas y comenzará una nueva jornada, con la torta volteada para no quedar crudos en muchas otras cosas de Elohim en las que todavía no han entrado en sazón. Nuestro Elohim es el Elohim de las jornadas y lo hace así con Su pueblo para madurarlo y darle el sabor y el olor de Mashiaj, hasta que el día sea perfecto. Y EFRAYIM YA ESTÁ COMENZANDO EL CAMINO DE REGRESO A CASA.

No puedo referirme al camino de Yahudá porque no es el ministerio que me ha sido ordenado, otros se ocuparán de esa Casa porque aún no se han reunido ambas, pero lo harán en breve, y hoy deben comenzar a prepararse y a encaminarse para llegar al punto de reunión. Pero mi camino es el de Efrayim, de regreso a Yisrael. El que tiene oídos, oiga lo que el Ruaj dice.


La mudanza del Campamento


Tomamos la lectura bíblica en el Tanak:
El día en que se erigió la Morada, la nube cubrió la Morada, la Carpa de la Alianza; y por la noche reposaba sobre la Morada en forma como de fuego hasta la mañana. Siempre era así: la nube lo cubría, apareciendo como fuego por la noche. y siempre que la nube se elevaba de la Carpa, los yisraelitas se ponían en marcha enseguida, y en el lugar donde se posaba la nube, allí acampaban los yisraelitas. Por una orden de Yahweh los yisraelitas desmontaban el campamento, y por una orden de Yahweh acampaban: permanecían acampados mientras la nube se quedara sobre la Morada. Cuando la nube se quedaba sobre la Morada por muchos días, los yisraelitas observaban el mandato de Yahweh y no emprendían marcha. En ocasiones en que la nube reposaba sobre la Morada sólo por unos pocos días, ellos permanecían acampados al mandato de Yahweh, y desarmaban el campamento al mandato de Yahweh. Y en ocasiones en que la nube se quedaba desde la tarde hasta la mañana, ellos desarmaban el campamento tan pronto se elevaba la nube en la mañana. De día o de noche, siempre que la nube se levantaba, ellos desarmaban el campamento. Fueran dos días o un mes o un año todo el tiempo que la nube se quedara sobre la Morada los yisraelitas permanecían acampados y no emprendían viaje; solamente cuando ella se levantaba desarmaban ellos el campamento. A una señal de Yahweh acampaban y a otra señal de Yahweh desarmaban el campamento; observaban el mandato de Yahweh según lo ordenó Yahweh mediante Mosheh. Bamidbar/Números 9:15-23

Tremendo pasaje. Yo sé que mis hermanos entienden que no solamente estamos leyendo una historia del pasado; sí, claro, es historia del pasado; sí, claro, es histórico, esto aconteció así; pero la intención de Elohim es empezar a poner orden en medio de Su pueblo y a enseñar a Su pueblo a seguir la nube de Su presencia. Lo que aconteció en el pasado, aconteció como un ejemplo para su pueblo en el futuro, en los días de hoy. Yo creo que con unos dos o tres versos que pudiéramos leer en el B'rit Hadasha comprenderíamos que estamos prácticamente obligados a interpretar este pasaje, no solamente en el sentido histórico, lo cual sí es, mas también en el sentido alegórico, de ejemplo, de tipología, lo cual es lo que nos toca hoy a nosotros de manera muy directa. Así que vamos a leer dos o tres pasajes clásicos acerca de esto en el B'rit Hadasha. 

Ya mencionamos los pasukim de Romaniyim y de Qorintiyim Alef, ahora vayamos a ver un tercer testigo de esto, en la epístola a los Ivrim/Hebreos:
Mosheh fue fiel como siervo en toda la casa de Elohim, para dar testimonio de lo que se diría despuésIvrim/Hebreos 3:5
O sea, la fidelidad de Moshe no tenía que ver solamente con su propia época: Elohim estaba soberana y providencialmente siguiendo cuidadosamente los pasos de Su pueblo Yisrael, juntamente con Moshe, porque Elohim estaba preparando en aquella época un testimonio para esta época. Elohim estaba trabajando el Tanak en función del B'rit Hadasha; por eso dice eso de Moshe. Lo que se iba a decir, se diría durante el tiempo del B'rit Hadasha (y a no olvidar que ese tiempo CONTINÚA ABIERTO, porque nosotros seguimos escribiendo el libro de Hechos, así que a prestar atención lo que se escribe), pero utilizando como tipología, como ejemplo, como figura, lo que aconteció con Moshe y con el pueblo de Yisrael en el Tanak.

El pasuk 6 dice: 
En cambio, el Mashíaj es fiel como Hijo sobre su casa; y esa casa somos nosotros, si de veras retenemos la confianza y nos gloriamos en la esperanza. Ivrim/Hebreos 3:6
Aquí el autor a los Hebreos está haciendo el traslado y mostrando lo mejor, es decir, EL CUMPLIMIENTO DE LA PROMESA Y EL ESTABLECIMIENTO DEL NUEVO PACTO COMO CONTINUACIÓN DEL PRIMERO. Si el Primer Pacto fue para establecer la promesa de la salvación a través del Masíaj, el Nuevo Pacto es para establecer la promesa de la salvación (ahora consumada) a través del nuevo nacimiento y el crecimiento del cuerpo después de ese nacimiento.

Miremos por ejemplo en el capítulo 9; al principio dice: 
Ahora bien, el Primer Pacto tenía regulaciones para la adoración y un Lugar Makon Kadosh aquí en la tierra. Un Tabernáculo fue erigido exteriormente... Ivrim/Hebreos 9:1-2
y comienza a describir con cierto detalle lo que había en el Lugar Santísimo (Makon Kadoshim), el mobiliario que había allí: el arca, el incensario, lo que había en el Lugar Santo (Makon Kadosh): el candelero, la mesa de los panes; lo que había en el atrio, y después de describir aquellas cosas, aquellas disposiciones tipológicas, dice entonces en el pasuk 8: 
"Y por este arreglo de las cosas el Ruaj HaKodesh demostró que..."


La sombra de las cosas verdaderas


La intención de Elohim era dar un testimonio para lo que hoy, en el tiempo de la gracia, de la Congregación del Nuevo Pacto, del B'rit Hadasha, debía decirse. Entonces aquellas disposiciones antiguas eran para que el Ruaj ha Kodesh las utilizara hoy y nos pudiera dar entendimiento con estas herramientas.

Unos pasukim más adelante, o sea en el 9, dice: "lo cual es símbolo para el tiempo presente", lo cual es símbolo. Estas cosas acontecieron como ejemplo; también dice que son figuras. En el pasuk 23 de Hebreos 9, dice: "Entonces, así fue como el modelo de las cosas celestiales fueron purificadas, pero las cosas celestiales en sí mismas requieren mejores sacrificios que estos". Entonces aquí el escritor a los Ivrim, por el Ruaj ha Kodesh, hace diferencia entre las figuras de las cosas celestiales y las cosa celestiales mismas. Hoy, en el B'rit Hadasha, comienzan las cosas celestiales mismas que estaban figuradas, simbolizadas, alegorizadas en el Tanak. 

Hay muchos pasajes más sobre esto, por lo que vemos que hay una luz que está proyectándose hacia el futuro, hacia delante, una luz que, antes de que entre el cuerpo al campo visible, lo está anunciando. Una luz que hace que el cuerpo proyecte una sombra, y primeramente llega la sombra. Cuando miramos la sombra, sabemos más o menos qué clase de cuerpo es el que se está acercando. Si pasa un perrito, miramos la sombra y sabemos que se trata de un perro; si es de un hombre, o es una mujer, o es un niño, no es una bicicleta o un coche o un elefante, porque vemos proyectada la imagen primeramente en la sombra, pero después llega el cuerpo real.

Así el Tanak, con sus ordenanzas de comidas, de bebidas, de sábados, de lunas nuevas, de días de fiesta como el Pésaj, como los ácimos, como las primicias, como Shavuot, como Yom Kippur, como Rosh Hashanah, como Sucot, todas aquellas fiestas y ordenanzas eran sombra de lo que había de venir; pero lo que había de venir, el cuerpo, la realidad de aquellas sombras es Mashiaj. 

TODAS LAS FIESTAS SON SÍMBOLOS DE MASHÍAJ Y HOY DEBEN SER INCORPORADAS AL CUERPO COMO PARTE NUESTRA PORQUE NOSOTROS SOMOS LA SOMBRA DE MASHÍAJ POR AHORA, ASÍ COMO MAÑANA, CUANDO TODO SEA CONSUMADO, SEREMOS LA MANIFESTACIÓN DE SU GLORIA COMO ÉL LO ES DE LA DEL PADRE.

Hoy estamos en el B'rit Hadasha, y la mayoría continúa aún creyendo que ya están viviendo la realidad de aquellas sombras, cuando el Nuevo Pacto simplemente ha establecido una nueva promesa, después del cumplimiento de aquella primera hecha a Avraham. La primer venida de Yahshua estableció el CUMPLIMIENTO, la CONSUMACIÓN de aquella promesa, pero nosotros (ni los creyentes desde Su resurrección hasta la actualidad) no hemos recibido aún la REALIDAD de esa promesa: sólo recibimos al Ruaj como sello de la promesa, que es quien nos asegura que recibiremos nuestra herencia. La Palabra es clarísima y no miente:


Además, ustedes que oyeron el mensaje de la verdad, las Buenas Noticias que ofrecen salvación, y ponen su confianza en el Mashíaj, fueron sellados por El con la promesa del Ruaj HaKodesh, quien garantiza nuestra herencia, hasta que tengamos posesión de ella,[4] y así darle la alabanza que corresponda con su Gloria. Efesiyim 1:13-14



Nosotros aún continuamos en las sombras, AUNQUE ESTAMOS EN LA SEGUNDA ETAPA DE LAS SOMBRAS. Habiendo sido superada ya la primer etapa (por crecimiento, no por descarte), el Cuerpo continúa su desarrollo y crecimiento con miras a Su Segunda Venida, que, ahora sí, será el momento en el que recibiremos la realidad completa: nuestra resurrección en nuevos cuerpos.

Pero Elohim quiso hablar primero con sombras para que tuviéramos las herramientas para poder entender a Elohim, y Él quería que el mismo Adón Yahshua, los apóstoles y la Congregación, utilizasen aquello de manera legítima como figura, como sombra, como ejemplo, para su crecimiento.

Así que hay diferentes maneras, digamos, dos principales, de leer el Antiguo Pacto. En la segunda carta a los Corintios, el capítulo 3, dice el apóstol Shaul que algunos cuando leen el Antiguo Pacto lo leen con un velo sobre su entendimiento; pero hay otra manera de leer el Antiguo Pacto, sin el velo, lo dice así el apóstol Shaul.
Así que, ya que tenemos tal esperanza, actuamos con mucha confianza; no como Mosheh, que se puso un velo en el rostro para que los hijos de Yisrael no se fijaran en el fin de aquello que era pasajero. Pero sus mentes quedaron embotadas; pues hasta el día de hoy, cuando leen la antigua alianza, el mismo velo sigue puesto, porque sólo se quita por medio del Mashíaj. Aún hasta el día de hoy, cada vez que leen a Mosheh, el velo está puesto sobre la mente de ellos. Pero cuando se conviertan al Maestro, se les quitará el velo. Qorintiyim Bet/2 Corintios 3:12-16
La cosa era que Moshe no quería que se quedaran atrapados de las cosas que eran pasajeras, es decir, que eran sombras, pero lamentablemente sabemos que fue exactamente lo que ocurrió, y lo que ocurría en tiempos de los apóstoles, Y LO QUE OCURRE AÚN EN NUESTROS DÍAS. Pero ahora, las personas que están en Mashiaj, que tienen al Ruaj, ahora pueden leer detrás del velo, comprender el sentido espiritual, el testimonio que Elohim está figurando y señalando, para continuar avanzando en este proceso de crecimiento, "hasta que todos alcancemos la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Elohim, hasta ser un hombre de plena madurez, hasta la medida de la estatura plena del Mashíaj",  Efesiyim 4:13.

Ahora vamos a ver en Romanos. Allí dice por el Ruaj ha Kodesh el apóstol Shaul: "
Ahora, al que puede hacerlos firmes –según mi buena noticia y la proclamación de Yahshúa el Mashíaj, y según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos, pero que ahora se ha manifestado; y que por medio de los escritos proféticos y según el mandamiento de Elohim eterno se ha dado a conocer a todas las naciones para la obediencia de la fe– Romaniyim 16:25-26

El misterio que antes había estado oculto en Elohim es revelado en el B'rit Hadasha por la predicación de Yahshua y el Evangelio apostólico, pero con el uso del Tanak y por mandato de Elohim. Por eso dice: "El misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos, pero que ha sido manifestado ahora"; ese ahora es el B'rit Hadasha, la revelación propia del B'rit Hadasha, el misterio ha sido manifestado ahora, y por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Elohim eterno. Entendamos: QUE HAYA SIDO MANIFESTADO NO IMPLICA QUE HAYA SIDO YA RECIBIDO POR COMPLETO. El Elohim eterno mandó que haciendo uso de las Escrituras de los profetas del Tanak, hoy el misterio que había estado oculto sea manifestado a los kadoshim para la obediencia a la fe del Evangelio. Así que la predicación de Yahshua y el Evangelio apostólico del que Shaul dice "mi Evangelio", revelan hoy el misterio que estuvo oculto, pero haciendo uso de las Escrituras de los profetas; o sea del Tanak y esto según el mandato del Elohim eterno. El Elohim eterno, Yahweh Elohim, Yahweh Elohim, el único Elohim verdadero, el Padre de nuestro Adón Yahshua, mandó que hoy, en la época del B'rit Hadasha, el misterio que estaba oculto en Él, sea manifestado a la Congregación por las Escrituras de los profetas; es decir, haciendo un uso legítimo del Tanak.

No estamos leyendo el Tanak para someter legalistamente a los hermanos a la ley como si ésta fuese el medio de salvación, y tampoco lo estamos descartando como una cosa "vieja", abolida, sino que estamos leyendo el Tanak para discernir el ejemplo, la sombra, la figura, la alegoría, el testimonio de lo que hoy había de decirse, para ver a Mashíaj en aquellas sombras y edificarlo en el Cuerpo.

Todo esto se escribió para nosotros. Ahora, nos dice la Palabra del Adón que Yahweh Elohim, Yahweh Elohim, comenzó a entrenar a su pueblo, cuando su pueblo estaba esclavo en Egipto y fue libertado a través del Pésaj, a través de la muerte del cordero, del derramamiento de su sangre, de la cobertura de la sangre del cordero y de comer el cordero con panes ácimos, sin levadura y con hierbas amargas. El pueblo entonces salió libre de Egipto, fue bautizado en el Mar Rojo, en la nube y en Moshe, como dice la primera carta a los Corintios; pero salió como un tropel, todavía no como una tropa; por eso es que después del libro del Éxodo no sigue todavía el libro de Yahoshua/Josué, porque había que hacer muchas cosas con el pueblo de Elohim, para que el pueblo pudiera realmente, como en el tiempo de Yahoshua, tomar posesión de la tierra y de ciudad tras ciudad.


Las jornadas y lecciones del Adón


En el libro de Bamidbar/Números veremos una lista de 42 jornadas. En el capítulo 33 de Números podemos ver que Elohim mandó a Moshe que escribiese las jornadas del pueblo de Yisrael; o sea que la intención de Elohim no era que aquellas lecciones se perdieran con ellos en el desierto y murieran con los que quedaron postrados allí. La intención de Elohim era que se escribieran para amonestarnos a nosotros, por eso dice:
Estas son las etapas en el viaje de los hijos de Yisra'el cuando salieron de la tierra de Mitzrayim divididos en grupos bajo el liderazgo de Moshe y Aharon. Moshe escribió cada una de las etapas de su viaje por orden de YAHWEH; aquí están los puntos de partida de cada etapa: Bamidbar/Números 33:1-2

Leíamos allí en Números 9 que constantemente el pueblo estaba saliendo y llegando y acampando. Durante un tiempo permanecieron bajo la nube de la gloria, de la presencia de Elohim. Elohim mantenía a Su pueblo en una determinada estación para aprender una lección. Cuando Elohim juzgaba que ya Su pueblo había aprendido esa lección, entonces la nube se levantaba y el pueblo de Elohim ya no sentía lo mismo que al principio; parece que todo es lo mismo de siempre. Entonces la nube del Adón comienza a dirigirse hacia la próxima estación; si el pueblo no ponía atención se quedaba; el pueblo no podía adelantarse ni quedarse, sino que debía poner atención hacia donde se dirigía la nube de Elohim. Y cuando la nube se levantaba, los hijos de Yisrael partían y cuando la nube se detenía los hijos de Yisrael acampaban. Al mandato de Yahweh partían y al mandato de Yahweh acampaban.

Es Elohim mismo el que conoce los tiempos de Su pueblo. Una vez los apóstoles, cuando resucitó el Adón Yahshua (y lo dice el capítulo 1 del libro de los Hechos), le preguntaron al Adón Yahshua: Adón, ¿restaurarás el reino a Yisrael en este tiempo? Y el Adón Yahshua les respondió: "A ustedes no les toca saber ni los tiempos ni las fechas que el Padre dispuso por su propia autoridad". No es ningún hombre el que dice cuando el pueblo parte y hasta cuándo se queda en una situación; es Yahweh; y Yahweh lo señala por el movimiento de la nube, por el movimiento de Su Ruaj, de Su presencia y de Su gloria. "Al mandato de Yahweh partían y al mandato de Yahweh acampaban".

Recordemos una vez más a Hoshea: "Efrayim se ha mezclado con los demás pueblos; Efrayim fue torta no volteada". Efrayim fue torta no volteada. Elohim hace que Su pueblo aprenda ciertas lecciones, que se vaya cocinando. Cuando ya estamos cocinados en algunas cosas, Elohim empieza a trabajar en otras en las cuales estamos crudos y eso no lo decides tú, ni lo decido yo, ni lo decide hombre alguno, porque en la potestad única del Padre están los tiempos y las sazones; en su sola potestad. De pronto nos encontramos atrapados en una situación nueva y no sabemos qué es lo que pasó. Estaba acostumbrado a que las cosas fuesen así, pero ahora son de este otro modo, y lo que pasa es que Elohim está empezando a cocinar otra cosa que estaba cruda en tu vida y en la de Su pueblo, y es una cosa grave si no se le da vuelta a la torta.

Vamos al libro de Jeremías, capítulo 48, pasukim 11 al 13. Así dice la Palabra del Adón: 
Moav ha estado seguro desde su juventud – reposando sobre sus sedimentos y no lo han vaciado de vaso en vaso– nunca ha ido al exilio. Por eso ha quedado en él su fino sabor, y no ha perdido su olor. YirmeYah/Jeremías 48:11

Por eso, y porque tiene el mismo olor de siempre, el mismo sabor de siempre, parece que fuera nuevo todavía. Dice que tiene 30 años de ser creyente y todavía parece que sigue con lo mismo de siempre. 
Pero vienen días –declara Yahweh– cuando yo le enviaré quienes lo hagan vaciar, ellos vaciarán sus vasos y destrozarán sus tinajas. Y Moav se avergonzará de Kemosh, como la Casa de Yisrael se avergonzó de Betel, en la cual confiaban. YirmeYah/Jeremías48:12-13

Cuando no pasa nada en nuestras vidas, es cosa de pensar. Desde su juventud estuvo quieto, reposado, no pasó por ninguna prueba; eso del camino angosto, de llevar la cruz, son unos pasukim por allá en el papel, pero nada de ser experimentados; y por eso esa persona no ha sido transformada, y por eso Su pueblo sigue con lo mismo de siempre. 

Entonces el Adón dice que va a tener que trasvasarlo, pasarlo de un vaso al otro como los que están refinando el vino. Primero machacan las uvas y sale el jugo, y luego dejan que se asiente el sedimento y la parte de arriba la pasan otra vasija, para que el sedimento no se vuela a mezclar, y así continúan después con la otra vasija, con la sedimentación, y cuando ya bajó todo lo que puede bajar, entonces la otra parte de arriba se trasvasa en otro vaso.

Y así Elohim lo lleva de una situación a otra, enseñándole una lección tras otra, porque estamos en las manos de Elohim y nadie nos arrebatará de Sus manos. Pero en sus manos aprendemos una serie de lecciones y ninguno de nosotros es el que dice cuándo empieza y cuándo termina; es Elohim el que levanta la nube cuando Él quiere. A veces se queda un día, a veces dos días, a veces un mes, a veces un año, a veces dos años quietos; y nosotros más o menos en lo mismo por un tiempo hasta que Elohim dice: aquí ya está cocinado, vamos a dar vuelta a la torta, vamos a cambiarla de vasija, vamos a romper los odres, para que el pueblo no esté crudo sino que cambie y sea transformado de gloria en gloria, de triunfo en triunfo, como la luz de la aurora.

Estos pasukim que hemos leído deben hacernos pensar mucho de nuestra propia vida. A veces parece que el fuego está muy abajo, que el pollo está por allá arriba, pero de pronto se va calentando la cosa, y de pronto se calienta mucho y parece que se va a quemar; pero antes que se queme, el Adón nos sube y nos consuela y nos deja por allá en las nubes un rato y luego volvemos a bajar a fuego y luego subimos de nuevo a las nubes. El Adón sabe lo que está cocinando, no creo que haya mejor cocinero que nuestro Elohim. A Él no se le han quemado las tortas. El que comenzó en nosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Yahshua.

Vamos al libro de Números 4:5; vamos a mirar allí algunas expresiones curiosas porque allí en esas expresiones Elohim nos enseña la manera que Él tiene de hacer las cosas: "Cuando el momento llegue de desmontar el campamento...", entonces Elohim empieza a dar instrucciones de cómo es la manera en que se muda el campamento, porque no se puede mudar el campamento de cualquier manera. Elohim establece un orden; primero vienen los sumos sacerdotes, que hacen determinadas cosas y las cubren, después vienen los de Kehat, los de Gershón, después los de Merari y después viene el pueblo. Primero debían ir los sacerdotes llegando hasta el Jordán y ponerse en el fondo del Jordán para que se abra, y el pueblo tenía que guardar distancia como de 2000 codos porque todavía no había pasado por ese lugar; por eso los sacerdotes tenían que ir primero, despacio, y el pueblo, cuando viera el Arca sobre los hombros de los sacerdotes, de los levitas, de los coatitas, entonces el pueblo seguía el Arca porque nunca antes había pasado por ese lugar, porque nadie nació aprendido, y la nube tiene que ir adelante trabajando con unos primero, luego con otros, porque Elohim ha puesto en Su pueblo vanguardia, guardia y retaguardia, y nadie debe adelantarse ni retrasarse.

Por eso dice "cuando el momento llegue de desmontar el campamento"; o sea que muchas veces en la historia de la Congregación, el campamento tiene que ser mudado a una posición más avanzada, más adelantada; habíamos estado algunos años hasta aquí, ha sido una gran bendición. Pero Elohim tiene que enseñarnos algo más, y Elohim dice que el campamento debe mudarse de una posición a otra más avanzada; pero no de cualquier manera, no con desorden sino como dice Elohim: primero esto, después esto... y Elohim establece un orden. Primero va el Arca, después va la mesa y el candelero, después va el incensario y después van tales tribus de primeras, tal tribu va de segunda, tal tribu va de tercera... Así es que se trasladan las cosas, hay un orden de mudanza, hay un principio de traslado en la Palabra de Elohim. Elohim quiera que nuestros corazones estén preparados por Elohim para avanzar. Esto es para preparar nuestros corazones para Elohim, para que Elohim pueda llevar a su pueblo de triunfo en triunfo y de gloria en gloria como la luz de la aurora.

La misma Palabra de siempre pero cada vez con más luz de Elohim, para obedecer a Elohim; porque Elohim gobierna a través de la visión de Su Palabra. Por eso dice el Apóstol Shaul "No fui desobediente a la visión celestial". Cuando Elohim te muestra la visión de Su propósito eterno, la visión de Su programa, de Su deseo, de Su manera, tú vas siguiendo calmadamente sin ningún apuro, la mano, la nube, la gloria de Elohim; pero no se puede hacer de cualquier manera; no podemos tomarnos la tierra prometida como un tropel desordenado, sino que tenemos que aprender a ser movidos, ordenados por la nube de gloria, separando lo que es luz de lo que es tinieblas, lo que es del cielo (de arriba) de lo que es de abajo, separando lo precioso de lo vil, lo santo de lo impuro. Aprendiendo todos a respetar la autoridad del Ruaj de Elohim.

Muchas lecciones en el libro de Bamidbar/Números eran muy tristes. A veces se abría la tierra y se tragaba a algunos; a veces el campamento tenía que esperar que le pasara la lepra a Myrian; a veces había rebelión, a veces codiciaba el pueblo cosas malas. Muchas lecciones hay que aprender de jornada en jornada. El Adón tenga misericordia y ponga orden en medio de su pueblo y nos prepare como un ejército para cuando llegue la hora de cruzar el Jordán y tomar ciudades, las tomemos conforme al modelo de Elohim, para que no seamos nuevamente derrotados como los fuimos, como Cuerpo, aquella primera vez. 



El Adón nos saca de Egipto, Sodoma y Yerushalem


Todavía, en esta introducción, quiero llamar la atención a otro pasuk; porque para poder entender esto de salir, hay que conocer un poco cuál era la situación de la primera estación que se llama Ramesés. Hay que entender eso porque tenemos que saber de qué es de lo que nos está sacando el Adón. Hay que saber en qué nos tiene presos ha satán, para entender de qué nos está sacando Elohim, porque si no entendemos dónde estábamos, no vamos a entender de dónde nos saca el Adón, ni cómo ni por qué, ni mucho menos adónde nos lleva. Entonces quiero llamarles la atención, ya para terminar, digamos, esta primera etapa, vamos a un pasaje que se encuentra en Hitgalút/Revelación 11; quiero llamarles la atención ya dejando los inicios para la próxima. 

Y sus cadáveres estarán en la plaza de la gran ciudad que simbólicamente se llama Sedom y Mitsráyim, donde también ejecutaron en el madero al Maestro de ellos. Hitgalút/Revelación 11:8

Aquí en Hitgalút/Revelación habla de los dos testigos que testifican contra la bestia y luego los matan. La bestia los mata y se reparten regalos. En ese contexto, miren esa expresión tan importante de Yohanan. Sus cadáveres estarían en la plaza de la grande ciudad, y fíjense en esta expresión, "que en sentido espiritual se llama Sedom/Sodoma y Mitzrayim/Egipto, donde también nuestro Adón fue crucificado". El Adón utiliza y unifica 3 ciudades: Yerushalem la vieja, no la nueva Yahrushalayim (por eso aquí utilizo el nombre de "Yerushalem", para diferenciarlas), Sodoma y Egipto; y a esas tres ciudades las relaciona, porque son tres y son una; son tres aspectos de la misma; porque cuando dice: donde también nuestro Adón fue crucificado ¿dónde fue crucificado Nuestro Adón? pues en Yerushalem:
¿Cómo te has convertido en ramera, oh ciudad fiel? Llena estuvo de justicia, en ella habitó la equidad; pero ahora, los homicidas. YeshaYah/Isaías 1:21
...y dile que así ha dicho Adonay Yahweh a Jerusalén: ‘En cuanto a tu origen y a tu nacimiento, eres de la tierra de los kenaanitas; tu padre fue un emorita y tu madre una jetita... Te prostituiste con los hijos de Mitsráyim, tus vecinos de grandes miembros; multiplicaste tus prostituciones, provocándome a ira... En tu insaciable lujuria, te prostituiste también con los hijos de Ashur. Te prostituiste con ellos, pero tampoco quedaste satisfecha. Multiplicaste tus prostituciones con Kasdím, una tierra de mercaderes. Pero tampoco con esto quedaste satisfecha. Yejezkel/Ezequiel 16:3,26,28-29 (leer todo el capítulo 16)


YerushalemYerushalem, que matas a los profetas y apedreas a los que se te envían, ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus pollitos debajo de sus alas, y no quisiste! MattitYah 23:37


Bueno, Yerushalem la vieja también es Sedom/Sodoma, y también es Mitzrayim/Egipto, y eso tiene un sentido espiritual. Así que Mitzrayim tiene un sentido espiritual. El Adón a veces a Su pueblo lo trata de Sodoma. "Príncipes de Sodoma" (YeshaYah/Isaías 1:10), les dice, y está hablando a Yerushalem. Por eso quería llamarles la atención a esa expresión y a esas conexiones, porque Elohim nos da a mostrar una salida, que Él ha estado haciendo; Él ha estado sacándonos y conduciéndonos.


Así que aquí tenemos tres aspectos: Yerushalem la vieja, Sodoma y Egipto; pero todas esas tres son la misma ciudad, tres aspectos distintos de la misma ciudad. De manera que el Adón nos saca de Egipto; Egipto tiene un sentido espiritual; pero resulta que Egipto es también Sodoma, de modo que el Adón nos saca también de Sodoma; y Sodoma también tiene un sentido espiritual; pero resulta que también Egipto y Sodoma en lo espiritual son la Yahrushalayim, los sacrificios, los rituales, la religión, la ley judaizante, y también de allí hay que salir.


 Egipto es el mundo, Sodoma es  la carne, y Yerushalem es es la  religión sin vida 

Vemos, pues que hay salida de muchas partes. Elohim nos saca de muchas cosas; Elohim nos saca de los pecados, del pecado, del yo, del ser natural, de la religión; la experiencia es de salir, llegar, salida y llegada, salida y llegada, y por eso, son muchas las estaciones, son muchas las jornadas, son muchos los ejemplos, y en cada estación hay que aprender algo. 




Continúa en la Parte 4






_________________________________________________________________________
FUENTES CONSULTADAS: 
Las Escrituras
Estudios de Gino Iafrancesco, Arthur Pink, C. H. Mackintosh y otros
Muchos más que han sido lectura durante el camino y que hoy no recuerdo específicamente por nombre
_________________________________________________________________________
Publicado por: Anunciadora de Sión
SOY CREYENTE EN YAHSHUA
Clicando AQUÍ encontrarán todos los links a mis sites, 
donde podrán encontrar MUCHO MATERIAL
________________________________________________________________________